NiñoTeca
Historias Digitales de un Mundo Real

Historias Digitales de un Mundo Real ( más inventario está en construcción)

No más llanto - Autora: Grecia Rodríguez Pinto

Había una vez una pequeña cebolla morada que no quería hacer llorar a más nadie. Un día, decidió sumergirse en vinagre y hacer que su piel, provocara cosquillas en quien la picara.
Mamá qué te pasa, cuál es el chiste?.
No puedo parar de reír desde que corté esta pequeña cebolla morada. La niña se acercó a mirar y también comenzó a reír. La familia, poco a poco, al querer saber qué pasaba, fueron a la cocina y ya nadie paró de reír.
La pequeña cebolla morada, ya hecha pedacitos, estaba muy contenta, de hacer feliz. Tal vez, ahora el mundo estaría más dispuesto a compartir, se dijo. Así que envió señales a sus compañeras de la bolsa, para que se dieran baños de vinagre.
No queremos ser responsables de más tristeza en el mundo. Nosotras también queremos hacer reír a las personas.
Fue entonces, cuando todas brincaron hasta un recipiente con líquido que tenían para limpiar las verduras. Pero algo inesperado pasó. Ellas empezaron a sentir que antes de ser picadas podían cantar. El vinagre no sólo era vinagre, sino que tenía gotas de vino y miel. Cuentan que ese día, fue inolvidable en casa  de Doña Petra Angelina. La cocina se convirtió en algo nunca visto. La gente reía sin parar y una coral de voces diminutas y afinadas, llenaban de melodías las ollas y recipientes. Todo, gracias al sueño de unas pequeñas cebollas y al milagro que ocasionó en ellas un poderoso vinagre balsámico. Ah…y unos toques cantarines, de vino y de miel.