RequeteSabio

 

Ciudad

DÍAS TRISTES Y ALEGRES DE UNA CIUDAD

Este es el triste cuento,
De una ciudad infeliz.
Con gente que sobrevive,
Y corre corre a mil por mil.

¡Necesito más espacio!,
Dijo, la ciudad , casi ahogada,
Quiero a mi gente sana,

Pero ¿qué hago sino es ciudadana?.

Mi gente no sabe cuidar,
Ni un pedazo de mi cuerpo,
Me llena de desperdicios,
Y yo casi que me muero.
Me construyen edificios,
Sin respetar su tamaño,
Sin respetar mis aceras,
Sin respetar mis  espacios.
Estoy repleta de avisos
Y cartelones sin fin,
Hasta mi gente querida,
Se hace pipí sobre mi.
Se pelean en mis rincones
Rompen todos mis servicios:
Teléfonos, materos, luces,
Me violentan, sin prejuicio.
Mis autobuses van llenos,
Mis calles son sólo carros,
No hay rutas de bicicletas
No pasa ni peatón ni gato
Todos trabajan, trabajan...,
Sin pensar que con sus actos,
Me han dejado desnudita,
Llena de gran desencanto.
Y aunque mi historia se escapa,
Quiero imaginar  que un día,
Los niños de mi país,
Me abrazan embellecida.
Me cambian con su cariño,
Dan color y  poesía,
A mis calles y avenidas,
Renaciendo la alegría.
 
Quiero creer que mi historia,
De infeliz será feliz,
Con amor y buenos planes,
Es más fácil construir.
En las plazas y áreas públicas,
Disfrutemos compartir,
Lo que somos, lo que fuimos
Lo  que  resta  por  venir.
Recuerden que mi destino,
No  me pertenece a mí
Son sus manos y deseos,
Los que me harán sonreír.
 
No olviden...
Hay que dar vida a las palabras, porque así, ellas  se transportan al universo y su poder...
...puede crear  realidades.
¡!Animo, vamos a  creer y crear una nueva vida para nuestras ciudades!!